Museo Thyssen-Bornemisza - Inicio

English Version

Compra de entradas

Hubert de Givenchy

Del 22 de octubre de 2014 al 18 de enero de 2015

Próxima inauguración



Autor:
Robert Doisneau
Título:
Hubert de Givenchy
Fecha:
1960
Ubicacion:
© Robert Doisneau

Carmen en las colecciones españolas

Del 7 de octubre al 9 de noviembre de 2014

Exposición en colaboración. Acceso gratuito



Autor:
Pablo Picasso
Título:
Femme de profil à l’éventail, 1964, ilustración del libro Le Carmen des Carmen de Prosper Mérimée y Louis Aragon
Fecha:
1964
Ubicacion:
Colección Fundación Bancaja
© Sucesión Pablo Picasso, VEGAP, Madrid, 2014

ficha de la obra
  • La ninfa de la fuente

This text will be replaced

Cranach cultivó, junto a la pintura religiosa y el retrato, la temática mitológica, donde desarrolló un novedoso desnudo femenino alejado de los cánones tradicionales de belleza propugnados desde Italia y en los que impera una fuerte vertiente erótica. Esta tabla perteneció a la colección berlinesa del pintor Wilhelm Trübner, donde estuvo antes de 1918. La pintura se publicó por primera vez en el catálogo de la subasta de la colección de ese artista y pasó, a continuación, a una colección privada en Suecia. Antes de entrar en la colección Rohoncz, perteneció a dos galerías: la de Haberstock, en Berlín, y la holandesa establecida en Amsterdam, Goudstikker, donde finalmente fue adquirida. A la muerte del barón Hans Thyssen-Bornemisza la pintura correspondió en herencia a su hija Margit, condesa de Batthyány, pero fue recuperada nuevamente, en 1986, por el barón Hans Heinrich Thyssen- Bornemisza para el conjunto instalado en Villa Favorita.

Las dimensiones de esta pintura, que es de una gran calidad, han sido modificadas en sus cuatro lados. Al borde inferior, además, se le añadió una banda de unos cuatro centímetros de ancho sobre la que la figura reposa el pie izquierdo. El tema, como otros en la obra de Cranach, sirvió para elaborar versiones en las que el pintor cambió y varió detalles del escenario y de la figura. En la composición, en la que dominan los elementos horizontales, el artista ha colocado, en primer término, a su ninfa cubierta con un sutilísimo velo transparente que cubre su cabeza y envuelve su cuerpo. Esta mujer descansa plácidamente al borde de una fuente, con una postura no muy natural, ya que alza su cabeza ligeramente por la posición de su brazo derecho y del terciopelo que hace de almohada, y gira su cuerpo hacia el espectador cruzando una pierna. A la orientación que marca el eje de su cuerpo desnudo se van añadiendo, en profundidad, las distintas partes con las que Cranach ha construido el paisaje y que acentúan, por su disposición, el carácter sosegado y apacible que invade la pintura. Estos planos corresponden al borde del tupido césped sobre el que la ninfa directamente está tumbada, los suaves perfiles de las colinas donde descansan los ciervos y, finalmente, la pantalla de árboles con la que el artista cierra el último término de su composición.

El tema ha sido objeto de interés, ya que en él se entrelazan referencias de la Antigüedad clásica y figuraciones que conducen al mundo italiano. Una de las claves para la identificación de esta ninfa, cuya postura nos remite a la Venus de Giorgione de la Gemäldegalerie de Dresde, así como a las de Tiziano, la encontramos en la cartela que ocupa el ángulo superior izquierdo y que se inserta en el macizo rocoso, de donde mana la fuente, como si de una inscripción se tratara. El texto corresponde a un hexámetro latino que se ha relacionado con el comienzo de un epigrama del humanista Giovanni Campani. Esta mujer se ha identificado con la ninfa de la fuente Castalia, manantial en cuyas aguas bebían poetas y filósofos para buscar su inspiración. Cranach en su representación ha introducido dos objetos, como son el carcaj con las flechas y el arco que aparecen colgados del tronco de árbol que rompe, con su verticalidad, la placidez de la composición. Estos dos enseres, junto con los ciervos de los últimos planos, pueden ser una alusión a Diana cazadora o al Cupido que suele acompañar a Venus. Cranach, en esta pintura, inculca a la figura una carga sensual que transmite al espectador a pesar de la armonía y de la paz que envuelven a la ninfa. La tabla ha sido fechada por Lübbeke hacia 1530-1534, pues en ella se detecta un alargamiento en las proporciones que remite a modos manieristas.

Mar Borobia

Compartir este contenido

  • agregar el contenido en del.icio.us - enlace externo
  • agregar contenido en Facebook - enlace externo
  • agregar contenido en iGoogle - enlace externo
  • agregar contenido en Yahoo - enlace externo
  • agregar contenido en Digg - enlace externo
  • agregar contenido en Technorati - enlace externo

Ministerio de Cultura
El Museo en el Portal de cultura de España

© 2009 Museo Thyssen-Bornemisza

Paseo del Prado 8, 28014 Madrid, España

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar el uso que hace de nuestro sitio web y mostrarle publicidad personalizada. Si continúa navegando, consideraremos que consiente su uso. Para más información, consulte nuestra Política de Cookies.