Museo Thyssen-Bornemisza - Inicio

English Version

Compra de entradas

Mitos del Pop

Del 10 de junio al 14 de septiembre de 2014

Entradas a la venta



Autor:
Roy Lichtenstein
Título:
Look Mickey (detalle)
Fecha:
1961
Óleo sobre lienzo
Medidas:
121,9 x 175,3 cm

Ubicacion:
National Gallery of Art, Washington.
Donación de Roy y Dorothy Lichtenstein

Alma-Tadema y la pintura victoriana
en la Colección de Pérez Simón

Del 25 de junio al 12 de octubre de 2014 (prorrogada)



Autor:
Sir Lawrence Alma-Tadema
Título:
Las rosas de Heliogábalo (detalle)
Fecha:
1888
Técnica:
Óleo sobre lienzo
Medidas:
132,7 x 214,4 cm

Ubicacion:
Colección Pérez Simón, México

La Ampliación

El proyecto de ampliación del Museo Thyssen-Bornemisza tiene su origen en la necesidad de aumentar su espacio expositivo para poder exhibir al público la Colección Carmen Thyssen-Bornemisza, junto con la oportunidad de adquirir dos inmuebles adyacentes al Palacio de Villahermosa, que lo hizo viable. La ampliación ha proporcionado al Museo un cincuenta por ciento más de superficie, y ha permitido actualizar y mejorar todos los espacios y programas complementarios a la Colección Permanente, de vital importancia para cualquier museo moderno.

Realizado por el equipo de arquitectos Manuel Baquero, Robert Brufau y el estudio BOPBAA (Josep Bohigas, Francesc Pla e Iñaki Baquero), el punto de partida del proyecto fue la propia estructura y recorrido del Museo con la finalidad -en coherencia con el proyecto museológico- de que los dos edificios, el antiguo y el nuevo, quedaran convertidos en un único espacio, capaz de compartir actividad y recorridos. Para ello, se llevó a cabo la demolición parcial de los edificios anexos al Palacio de Villahermosa, manteniendo la crujía posterior y toda su fachada para rehabilitarla y ubicar en su interior el uso que mejor podía adaptarse a sus cualidades domésticas: las oficinas. De ese modo, se mantenía la relación de las fachadas centenarias con el barrio, al tiempo que la intervención liberaba parte de la antigua parcela para levantar en ella un edificio moderno a medida para los usos más públicos: las salas de exposiciones. El resultado final es un edificio en forma de “L” destinado principalmente a oficinas y servicios internos, que envuelve una construcción de nueva planta conectada con el Palacio de Villahermosa y destinada a zona de exhibición. La ampliación combina así el respeto por la construcción original de su fachada posterior, con la modernidad exterior del nuevo edificio, cuya distribución interior se ordena como una continuación con los espacios palaciegos creados por Rafael Moneo para el histórico palacio.

En su actual configuración, el jardín de acceso al Museo -enmarcado por el Palacio de Villahermosa y con el telón de fondo de la fachada blanca del nuevo edificio al que parece encaramarse el césped que crece sobre la cubierta del nuevo restaurante-cafetería-, deja de ser un lugar de paso para convertirse en el vestíbulo exterior del Museo, punto de encuentro y lugar de esparcimiento público. La nueva tienda-librería, más grande y mejor situada, permite una exposición más cómoda de los objetos, visibles a través de sus grandes ventanales/escaparate, así como una circulación más adecuada de los visitantes. Las salas de exposiciones temporales -con un espacio diáfano de 650 m2- disponen de un sistema de iluminación ambiental regulable y la posibilidad de cambiar la distribución del espacio para adecuarlo a las necesidades expositivas de cada muestra. Junto a ésta, y con la opción de fundir sus alrededor de 100 m2 con ella en un único espacio, se encuentra la sala de exposiciones de Contexto. A un nivel inferior se sitúa el nuevo aula EducaThysssen, con más espacio y dotaciones para acoger las múltiples actividades organizadas por el Área de Investigación y Extensión Educativa. El Museo cuenta también con un nuevo taller de Restauración, que incorpora las últimas tecnologías para garantizar las óptimas condiciones de trabajo y los medios necesarios para los delicados procesos que llevan a cabo el equipo de restauradores. Además, para facilitar el movimiento interno de las obras de arte, el taller de restauración dispone de un montacargas directamente conectado con la nueva zona de almacén de cuadros y de embalaje y desembalaje, que cuenta ahora con más de 520 m2 del primer sótano del nuevo edificio, junto a los también nuevos talleres de marcos y de montaje. Con la ampliación crece igualmente la superficie destinada a oficinas, ubicadas en la 2ª, 3º y 4ª planta del nuevo edificio, con acceso directo desde la calle Marqués de Cubas, y que dejan libre parte de la zona que ocupaban en beneficio de la Biblioteca.

Últimos vídeos

Ir al Canal Thyssen

Exposiciones recomendadas

Ir a Exposiciones

Productos destacados

Ir a la tienda


© 2009 Museo Thyssen-Bornemisza

Paseo del Prado 8, 28014 Madrid, España

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar el uso que hace de nuestro sitio web y mostrarle publicidad personalizada. Si continúa navegando, consideraremos que consiente su uso. Para más información, consulte nuestra Política de Cookies.