Museo Thyssen-Bornemisza - Inicio

English Version

Compra de entradas

Hubert de Givenchy

Del 22 de octubre de 2014 al 18 de enero de 2015

Aforo limitado. Se recomienda la entrada anticipada



Autor:
Robert Doisneau
Título:
Hubert de Givenchy
Fecha:
1960
Ubicacion:
© Robert Doisneau

Carmen en las colecciones españolas

Del 7 de octubre al 9 de noviembre de 2014

Exposición en colaboración. Acceso gratuito



Autor:
Pablo Picasso
Título:
Femme de profil à l’éventail, 1964, ilustración del libro Le Carmen des Carmen de Prosper Mérimée y Louis Aragon
Fecha:
1964
Ubicacion:
Colección Fundación Bancaja
© Sucesión Pablo Picasso, VEGAP, Madrid, 2014

Colección Thyssen-Bornemisza

Autor:
Hans Wertinger
Título:
El bufón llamado "el caballero Cristóbal"
Fecha:
1515
Técnica:
Óleo sobre lienzo
Medidas:
113 x 61,5 cm
Úbicacion:
Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid
Numero de inventario
Nº INV. 434 (1934.32)

Hans Wertinger fue un pintor alemán activo durante el primer tercio del siglo XVI. En su producción se observa una evolución desde una etapa inicial caracterizada por elementos del gótico final, a otra de madurez en la que se evidencia la influencia de Durero, Altdolfer y la Escuela del Danubio. Esta última se refleja en la importancia que va cobrando el paisaje en sus composiciones y que llegó a ser un referente para los artistas de la zona. Este lienzo es uno de los primero ejemplos de retratos de cuerpo entero en Alemania. El personaje aparece de perfil, algo girado, posando ante un pequeño muro que divide el espacio abierto a un paisaje. Este bufón, vestido elegantemente, se apoya en una de sus piernas sujetando la espada con firmeza y cerrando el puño de la otra mano. La fecha de ejecución, se debe a una inscripción del siglo XVII colocada en el reverso del cuadro, donde también se menciona la identidad del protagonista. Éste era un bufón de la corte del príncipe obispo de Freising, conde palatino del Rin y duque de Baviera y se cree que este retrato pudo formar parte de la colección ducal.

Más información sobre esta obra




Hans Wertinger, artista sobre cuyos primeros años se tiene poca información, pudo iniciar su aprendizaje en algún taller de Augsburgo o de Múnich. La primera noticia que se conoce se produce en 1491, cuando obtuvo la ciudadanía en Landshut. Entre 1497 y 1499 recibió varios encargos del príncipe obispo de Freising para la catedral de esa ciudad, diseñó vidrieras y ejecutó, en 1498, una tabla con la vida de san Segismundo, que es su primer trabajo documentado. El pintor también recibió comisiones del elector Federico III de Sajonia. Hans Wertinger fue un artista versátil, pues no sólo se dedicó a la pintura mural y de caballete, sino que también trabajó la miniatura y la ilustración, donde realizó diseños para grabados. En Landshut estuvo bajo el protectorado del duque Luis X de Baviera-Landshut, y fue nombrado pintor de corte en 1518; etapa esta en la que se dedicó con más intensidad al retrato.

La identidad de este personaje y la fecha de ejecución se debe a una antigua inscripción del siglo XVII situada al reverso de la tabla, en la que se menciona el nombre del modelo. Se trata de un bufón de la corte del príncipe obispo de Freising, conde palatino del Rin y duque de Baviera. Esta inscripción pudo estar en el marco original, aunque Feuchtmayr sugirió también la posibilidad de que hubiera ocupado la zona inferior de la pintura, opinión que Lübbeke no compartió. Esta tabla, con toda probabilidad, es la que figura en un inventario de 1598, compilado por J. B. Fickler, con el número de asiento 3301, y que se menciona junto con otros retratos de bufones de la colección ducal.

La identidad del modelo ayuda a entender el tipo de representación por el que Wertinger optó, así como la postura del personaje. Un hecho a destacar de esta tabla es que es uno de los primeros ejemplos del arte alemán que se conocen con este formato, donde la figura aparece de cuerpo entero. El bufón posa al aire libre, delante de un murete que divide el espacio y donde los planos más alejados se aprovechan para mostrar un extenso paisaje. El personaje, de más de medio perfil, mira a la izquierda y viste con elegancia, aunque en él se aprecia una disfunción entre la robustez y la fortaleza de su cuerpo y la edad que refleja su rostro. El caballero Cristóbal se apoya firmemente en una de sus piernas, mientras la otra permanece en una posición algo relajada, y sujeta firmemente la empuñadura de su espada, mientras cierra el puño de su otra mano buscando con ello una simetría en los gestos. Wertinger ha colocado en los ángulos superiores, en diagonal, una discreta decoración con la que abre su composición al espectador. Este recurso lo utilizó frecuentemente en sus primeras obras, donde se encuentran festones, guirnaldas, zarcillos o marcos decorativos.

El caballero Cristóbal estuvo registrado, además de en la colección Ducal de Múnich, en la colección de Leonie Freiin von Boyneburgh, en Wielfingerode, de donde pasó a la colección Thyssen-Bornemisza en 1934, procedente del mercado de arte berlinés.

Mar Borobia

Productos destacados

Ir a la tienda

Artistas recomendados

Obras recomendadas



© 2009 Museo Thyssen-Bornemisza

Paseo del Prado 8, 28014 Madrid, España

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar el uso que hace de nuestro sitio web y mostrarle publicidad personalizada. Si continúa navegando, consideraremos que consiente su uso. Para más información, consulte nuestra Política de Cookies.