Museo Thyssen-Bornemisza - Inicio

English Version

Compra de entradas

Alma-Tadema y la pintura victoriana
en la Colección de Pérez Simón

Del 25 de junio al 12 de octubre de 2014 (prorrogada)



Autor:
Sir Lawrence Alma-Tadema
Título:
Las rosas de Heliogábalo (detalle)
Fecha:
1888
Técnica:
Óleo sobre lienzo
Medidas:
132,7 x 214,4 cm

Ubicacion:
Colección Pérez Simón, México

Carmen en las colecciones españolas

Del 7 de octubre al 9 de noviembre de 2014

Exposición en colaboración. Acceso gratuito



Autor:
Pablo Picasso
Título:
Ilustración para Le Carmen des Carmen de Prosper Mérimée y Louis Aragon
Fecha:
1964
Ubicacion:
Colección Bancaja, Valencia
© Sucesión Pablo Picasso, VEGAP, Madrid, 2014

Colección Carmen Thyssen-Bornemisza

Autor:
Henri-Edmond Cross
Título:
Mujeres atando las cepas
Fecha:
1890
Técnica:
Óleo sobre lienzo
Medidas:
53,8 x 65 cm
Úbicacion:
Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en depósito en el Museo Thyssen-Bornemisza
Numero de inventario
Nº INV. (CTB.1997.8)

Más información sobre esta obra




Cross cultivó en sus comienzos una pintura realista sombría y empastada, en la estela de Gustave Courbet y de François Bonvin, que miraba a las tradiciones pictóricas de Holanda y España. Pero a partir de 1883-1884, la influencia de los impresionistas le orientaría hacia el paisaje al aire libre, tratado con una paleta clara y con pinceladas sueltas. Por esta época empezó a frecuentar a Signac, primero, y luego a Seurat, Angrand y Dubois-Pillet, quienes formarían el grupo neoimpresionista.

En 1890, Cross pasó una temporada en Chamouilley, un pueblo del área de Champagne-Ardenne, al este de París, donde pintó una serie de paisajes y escenas campesinas, entre ellos este cuadro. En él domina la influencia de Pissarro, el único de los impresionistas que continuaba la tradición de las paysanneries, aunque sin el sentimentalismo casi religioso de un Millet o un Jules Breton. El interés de Pissarro por los trabajadores del campo no era ajeno a sus ideas anarquistas, que Cross, como Seurat y Signac, profesaría también.

El crítico Fénéon, en 1886, definía así el estilo de Cross: «Una paleta clara, los objetos, los seres indicados con tintas planas y bemolizadas, una factura ligera, una bonita fantasía». Estos colores planos y bemolizados (es decir, rebajados, mezclados con blanco) se despliegan aquí sobre todo en las cofias y en los cuerpos de las campesinas inclinadas bajo el sol. En cambio, el punteado rosa en la masa verde oscuro del árbol responde ya a una aspiración divisionista: plasmar los reflejos luminosos del color complementario que intervienen en una superficie coloreada. La obra se expuso en marzo de 1891 en el Salon des Indépendants, donde también se incluyó el primer cuadro (un retrato de su futura esposa) en el que Cross aplicaba los rigurosos procedimientos neoimpresionistas.

Cross donó esta pintura para una subasta benéfica celebrada en París el 9 de mayo de 1895 a beneficio del pintor Lauzet, que se encontraba enfermo. Décadas después, el cuadro llegaría a formar parte de la Colección Henri Canonne, uno de los grandes mecenas del período de entreguerras.

Guillermo Solana

Productos destacados

Ir a la tienda

Artistas recomendados

Obras recomendadas



© 2009 Museo Thyssen-Bornemisza

Paseo del Prado 8, 28014 Madrid, España

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar el uso que hace de nuestro sitio web y mostrarle publicidad personalizada. Si continúa navegando, consideraremos que consiente su uso. Para más información, consulte nuestra Política de Cookies.