Museo Thyssen Bornemisza

Colección Carmen Thyssen-Bornemisza

Autor:

Jacobus Vrel

Título:
Interior con mujer sentada junto al hogar
Fecha:
c. 1654
Tipo:
Óleo sobre tabla
Medidas:
64,5 x 47,5 cm
Úbicacion:
Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en depósito en el Museo Thyssen-Bornemisza
Numero de inventario
Nº INV. (CTB.1998.30)
ficha de la obra

© Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en depósito en el Museo Thyssen-Bornemisza

Más información sobre esta obra

Aunque está sin firmar, este óleo es típico del arte de Jacobus Vrel; en efecto, es una composición alargada verticalmente que representa el interior en penumbra de una vivienda, con una chimenea y ventanas en la pared del fondo por las que entra la luz. Una mujer tocada con un paño blanco está sentada ante el hogar y apoya la cabeza en una mano; a la derecha aparece una cuna ante una alcoba cerrada con cortinas; de la pared cuelga un calientacamas de latón; unos platos de cerámica azul y una salvilla de latón decoran la parte superior de la pared. La ropa de cama aparece colocada sobre la silla y unos cojines ahuecados están puestos a ventilar sobre la mesa del fondo. Los animales domésticos -un perrito con manchas tumbado a los pies de la mujer y un gato que se ha acomodado sobre un pequeño brasero colocado en el suelo- constituyen otro detalle hogareño. Los espacios vacíos y oscuros, los muebles curiosamente achicados, el primer plano en sombra y la fría iluminación del fondo son característicos de los interiores de Vrel.

Existen otros tres interiores con grandes ventanas verticales, una chimenea y una mujer vista de perfil, cuya idea y composición son semejantes a la obra que comentamos; se trata de Mujer con niño ante una mesa (Bruselas, Musée des Beaux-Arts,) Mujer peinando a un niño (Lille, Musée des Beaux-Arts) y Mujer delante de una ventana (Viena, Kunsthistorisches Museum). En este último aparece la fecha de 1654. Puesto que el interior que aquí describimos está relacionado en cuanto a estilo, composición y técnica con el óleo de Viena, se propone una fecha en torno a ese año para el cuadro de la Colección Carmen Thyssen-Bornemisza.

Vrel pintó figuras femeninas, generalmente solas, en una gran variedad de situaciones domésticas: vigilando el fuego de la chimenea, haciendo la colada, atendiendo a niños o a convalecientes, o sencillamente leyendo o durmiendo. Muchos de los muebles que aquí se ven (la cama, las sillas, los candelabros, los platos, etcétera), aparecen en sus otros interiores, aunque varían algunos matices de la propia estancia. Al igual que Pieter de Hooch, Vrel recurría frecuentemente a la iluminación a contraluz y a una representación expresiva del espacio, dejando por ejemplo una ventana o una puerta abiertas sobre pequeñas vistas urbanas, como las que aparecen en sus escenas callejeras. Sin embargo, Vrel nunca alcanzó el sofisticado dominio de la perspectiva del que hace gala De Hooch, y casi siempre evitaba incluir en la escena la vista de habitaciones contiguas -recurso característico de De Hooch-. En cambio, Vrel se centra en una sola habitación utilizada para múltiples fines, y que constituía el cuartel general de la vida en casa de la huisvrouw, delicadamente iluminada por las altas ventanas de la pared del fondo. El dibujo más bien sencillo y directo y una técnica pictórica algo austera, en la que raras veces se recurre a veladuras u otros refinamientos, constituyen no obstante un magnífico complemento para estos temas domésticos, serenos y sin pretensiones.

Al parecer, en el año 1979 se vendió en Londres otra versión de esta obra, de dimensiones similares (tabla, 64,5 x 47,5 cm); sin embargo, a juzgar por la reproducción, podría tratarse meramente de una copia.

Peter C. Sutton