Museo Thyssen Bornemisza

Colección Permanente

Autor:

Atribuido a Jacob Isaacksz. van Ruisdael

Título:
Vista de tierra adentro desde las dunas costeras
Fecha:
c. 1670
Tipo:
Óleo sobre lienzo
Medidas:
52,7 x 66,7 cm
Úbicacion:
Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid
Numero de inventario
Nº INV. 356 (1930.101)
ficha de la obra

© Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid

Más información sobre esta obra

Este óleo fue adquirido para la colección Thyssen-Bornemisza en 1928 a la galería Hoogendijk & Co. de Amsterdam, con el título de Vista de Haarlem. Las publicaciones posteriores de la Colección, en las que esta adquisición fue reproducida y comentada, titularon el lienzo, hasta el catálogo de 1958, Vista de Haarlem desde las dunas de Overveen. En 1969, Ebbinge Wubben publicó la obra como Vista de Haarlem con el Huis ter Kleef, propuesta que fue recogida en las ediciones posteriores de la colección a cargo de Borghero y Watteville. Gaskell, dadas las dificultades que presentaba la vista para ser identificada con seguridad, prefirió optar por el título con el que ahora figura el lienzo.

Esta pintura guarda relación con otras dos que presentan con ligeras diferencias la misma vista. La primera pertenece a Upton House, Warwickshire, y la segunda al Museum of Fine Arts de Boston. En la vista del museo de Boston se sugirió, en 1940, que el paisaje podía identificarse con los alrededores de la ciudad de Alkmaar y el castillo que, en nuestro cuadro aparece entre árboles coronando una colina, con el de Egmond. Gaskell sugirió la posibilidad, al comparar la fortaleza que aparece en las tres versiones en un lugar destacado a la izquierda, de que se tratara de las ruinas del castillo de Brededore, al norte de Haarlem, que fue dibujado por Pieter Saenredam, Hendrick Goltzius y Ruisdael.

Esta obra repite un esquema empleado en otras composiciones del artista donde el cielo con grandes masas de nubes, que dejan al descubierto fragmentos de un celaje azul, ocupa una parte importante del lienzo. La vista recoge una dilatada extensión de tierra con una línea del horizonte, en este caso bastante definida, en la que los llanos se combinan con colinas, caminos, arboledas, granjas y algunos edificios destacados, como la iglesia que se dibuja al fondo. Respecto a la autoría del lienzo, que siempre figuró como autógrafo, fue atribuido al pintor por Gaskell, aunque Gerson ya en 1964 había hecho algún comentario sobre su autoría. Para Gaskell la profundidad de la tela no está muy conseguida con las líneas de recesión que se abren a la izquierda, entre los bordes de las colinas y, a la derecha, con un camino enmarcado con una línea de árboles. Slive fechó la tela hacia 1670-1675 y la incluyó dentro de la producción del pintor.

Mar Borobia