Museo Thyssen Bornemisza

Colección Permanente

Autor:

James Goodwyn Clonney

Título:
Pesca en el estrecho de Long Island a la altura de New Rochelle
Fecha:
1847
Tipo:
Óleo sobre lienzo
Medidas:
66 x 92,7 cm
Úbicacion:
Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid
Numero de inventario
Nº INV. 91 (1981.28)
ficha de la obra

© Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid

Más información sobre esta obra

Pesca en el estrecho de Long Island a la altura de New Rochelle es uno de los mejores ejemplos de la pintura costumbrista de James Goodwyn Clonney. El artista logra combinar de forma admirable un tema centrado en la vida sencilla de las gentes de la pequeña localidad costera de New Rochelle con una estética formal cercana al luminismo. Es innegable que Clonney tomó como modelos a los pintores Georg Caleb Bingham y William Sidney Mount, los primeros que supieron compaginar el orden y la serenidad clásicas con los temas rurales. La pintura del Museo Thyssen-Bornemisza es muy similar en su composición a Mercaderes de pieles descendiendo el Missouri, de Bingham, un tema que denota cierta nostalgia de las escenas del río en épocas anteriores, al tiempo que formalmente evidencia rasgos cercanos al luminismo y a la pintura de Mount, como su Pesca de la anguila con lanza.

La pintura reproduce una partida de pesca en el estrecho de Long Island. Tres pescadores en una pequeña barca, situados en el centro de la composición, están sometidos a tres líneas de fuerza contrarias: la caña que sale de la embarcación por el costado izquierdo, el cabo del ancla por el lado derecho y el sedal que agarra el muchacho en el centro, cuya tensión nos informa de que un pez acaba de picar. Los personajes representados en el cuadro ya habían aparecido en obras anteriores del pintor: un hombre maduro con sombrero de copa, un muchacho de cara redonda y plana, con un cierto aire caricaturesco, y un joven de color tumbado con una pose propia de fauno de la Antigüedad. A diferencia de Bingham y Mount, la obra de Clonney tiene un elemento de humor que le caracteriza. La mirada penetrante y escéptica que le está echando el hombre al niño y la actitud desentendida del personaje recostado sobre la popa son buena prueba de ello. No obstante, el tono un tanto grotesco de la acción se ve atemperado por el tratamiento minucioso y sereno del fondo de paisaje impregnado por la luz dorada.

Según Lucretia H. Giese, estudiosa de la obra de Clonney, el cuadro de la colección Thyssen-Bornemisza se expuso en la American Academy of Fine Arts en 1847, con el título Pescando. En el estrecho.

Paloma Alarcó