Museo Thyssen Bornemisza

Colección Permanente

Autor:

Fortunato Depero

Título:
Robot con pipa
Fecha:
1917-1920
Tipo:
Gouache sobre papel adherido a lienzo
Medidas:
67,5 x 52,5 cm
Úbicacion:
Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid
Numero de inventario
Nº INV. 523 (1977.32)
ficha de la obra

© Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid

Más información sobre esta obra

Fortunato Depero , uno de los artistas de la segunda fase del futurismo italiano, comenzó a darse a conocer durante la Primera Guerra Mundial y los primeros años de la posguerra . En 1914, a través de la Galleria Sprovieri de Roma , donde en la primavera de ese año se presentó la Esposizione libera futurista , conoció a Giacomo Balla , al escritor Francesco Cangiullo y a Tommaso Marinetti , líder de los futuristas. Poco después, en marzo de 1915 , firmó junto a Balla el manifiesto Riconstruzione futurista dell’universo , en el que trataron principalmente de la abstracción y, por primera vez , de las artes aplicadas y el diseño como elemento de mejora social.

El Robot con pipa de la colección Thyssen-Bornemisza debe situarse en el contexto del interés del artista por el diseño teatral, que se aprecia tanto en sus obras como en alguno de sus textos, entre los que cabe destacar «Mondo e teatro plastico» o «Il Teatro plastico Depero-Principi ed applicazioni» .Christopher Green data esta obra entre 1917 y 1920, por ser los años en los que el artista se interesó de manera especial por estos asuntos . Esta cabeza construida con piezas ensambladas está relacionada con las ideas sobre autómatas y marionetas planteadas por Depero en 1917 en su diseño del vestuario móvil para Le Chant du rossignol de Stravinski , que le encargó Serguéi Diághilev y que no llegó a estrenarse, y con su Balli Plastici presentado en el Teatro dei Piccoli de Roma en 1918 , que realizó por encargo del poeta Gilbert Clavel , interpretado por marionetas de la Compagnia Marionettistica Dell’Acqua , con música de Casella , Malipiero y Bartok . Las gigantescas marionetas de madera de Balli Plastici se convirtieron en una fuente de inspiración para el artista , que trasladó a sus pinturas hasta mediados de la década de 1920.

Paloma Alarcó