Museo Thyssen Bornemisza

Colección Permanente

Autor:

Fitz Henry Lane

Título:
El fuerte y la isla Ten Pound, Gloucester, Massachusetts
Fecha:
1847
Tipo:
Óleo sobre lienzo
Medidas:
50,8 x 76,2 cm
Úbicacion:
Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid
Numero de inventario
Nº INV. 635 (1982.43)
ficha de la obra

© Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid

Gloucester, la ciudad natal de Fitz Henry Lane, fue también escenario de muchas de sus pinturas: se trata en su mayor parte de marinas, que se caracterizan por la cuidada iluminación y el detallismo topográfico. El pintor se formó en Boston, de donde procedían los ricos turistas que le encargaban lienzos como este. El cuadro del museo muestra la isla Ten Pound vista desde el puerto, en el que pequeños grupos de personas situados en primer plano se afanan en tareas de pesca. Las aguas tranquilas están salpicadas de veleros y barcos, omnipresentes en las obras de Lane debido a su función compositiva, pero también a causa del interés del artista, que llega a convertirlos en protagonistas absolutos. Una profunda calma inunda toda la composición, donde adquieren gran relevancia, por la superficie pictórica que ocupan, el mar y el cielo. La quietud que transmite la obra se sustenta en el formato marcadamente horizontal y en la cálida luz que tiñe el paisaje, y que convierte a Lane en uno de los pintores más relevantes del Luminismo americano.

CM

Más información sobre esta obra

Fitz Henry Lane, también conocido como Fitz Hugh Lane, es considerado uno de los representantes más destacados del luminismo norteamericano. El fuerte y la isla Ten Pound. Gloucester, Massachusetts fue pintado en 1847, al poco tiempo de llegar Lane a Cape Ann desde Boston, cuando acababa de abandonar el grabado para dedicarse a la pintura. Representa la vida en el puerto de su Gloucester natal con la isla Ten Pound como fondo. Esta isla, coronada por un fuerte y situada en el centro de la bahía, debía su nombre al precio que tenían que pagar los ingleses a su paso por este puerto, de camino a las Indias. Como en la mayoría de sus pinturas, tanto la línea del horizonte y las tranquilas aguas, con su transparente luminosidad, como las compactas formaciones rocosas o las embarcaciones cercanas al puerto, manifiestan una gran serenidad. Esta sensación de perdurabilidad es lo que aparta a Lane de los componentes de la Escuela del río Hudson, preocupados sobre todo por enfatizar la exuberancia de la naturaleza cambiante.

Como en muchas de sus obras tempranas, puede apreciarse la influencia de Robert Salmon, en especial en la acumulación de pequeños detalles y en la forma de pintar los pormenores topográficos de este importante puerto pesquero. Los elementos narrativos del primer término, donde los pescadores aparecen desempeñando sus faenas cotidianas, combinan, en acertado balance, el realismo de la escena y un sentido elegíaco de serenidad.

Paloma Alarcó