Museo Thyssen Bornemisza

Colección Permanente

Autor:

Edward Wadsworth

Título:
Estudio vorticista
Fecha:
1914
Tipo:
Tinta, carboncillo, acuarela y gouache sobre papel
Medidas:
33,6 x 27,3 cm
Úbicacion:
Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid
Numero de inventario
Nº INV. 781 (1981.18)
ficha de la obra

© Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid

Más información sobre esta obra

Edward Wadsworth , hijo de uno de los grandes magnates de la industria de la zona de Bradford , cuyo ambiente se vería reflejado en sus obras, estudió en la Slade School y participó en las actividades del Rebel Art Centre , el centro de arte creado por Wyndham Lewis que dio lugar al movimiento vorticista . A Wadsworth le interesaron los escritos de Wassily Kandinsky, que tradujo para la revista Blast No. I, y de forma simultánea, se sintió cautivado por el mundo de la máquina, que pronto se convertiría en su principal motivo pictórico. Ahora bien, aunque estuvo presente en la cena homenaje a Filippo Tomaso Marinetti en el restaurante Florence de Londres en 1913, Wadsworth compartía las reservas de Lewis con respecto al futurismo.

Según Christopher Green , este Estudio vorticista , una composición claramente basada en la mecanización moderna , debe fecharse en 1914, en los primeros momentos del vorticismo . Richard Cork lo titulaba Estudio para una pintura vorticista , ya que la técnica empleada, una combinación de gouache y acuarela, y la gama de color se asemejan a las de un estudio para Cabo de Buena Esperanza , un óleo hoy desaparecido . Por su parte, Mark Glazebrook , en su introducción de la exposición de Wadsworth en Colnaghi and Co. , en 1974, opinaba que se trata de un estudio para El puerto , una pintura también perdida presente en la exposición Twentieth Century Art . A Review of Modern Movements , organizada por David Bomberg en la Whitechapel Art Gallery de Londres en 1914, que representaba una vista aérea y geometrizada de un puerto . Finalmente, Christopher Green , en su detallado texto sobre este estudio, consideraba que se trata de una composición mecánica, sin referencia a ningún asunto concreto. Por tanto, más que referirse a un tema determinado, esta composición de formas elaboradas con la objetividad impersonal propia de Wadsworth responde a lo que Ezra Pound definía como «la delectación por la belleza mecánica» .

Paloma Alarcó