Museo Thyssen Bornemisza

Colección Permanente

Autor:

Erich Heckel

Título:
Bañistas en la playa
Fecha:
1913
Tipo:
Acuarela y lápiz sobre papel
Medidas:
38,5 x 49,5 cm
Úbicacion:
Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid
Numero de inventario
Nº INV. 580 (1970.36)
ficha de la obra

© Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid

Más información sobre esta obra

En Bañistas en la playa , una acuarela de luminosidad y colorido vibrante, ejecutada en el verano de 1913 en Osterholz , en la costa del mar Báltico, durante su primer viaje a estas tierras nórdicas, Heckel nos ofrece uno de los temas preferidos del grupo Die Brücke: la relación entre el hombre y la naturaleza. Al igual que en sus escenas de desnudos en medio del paisaje, realizadas en los lagos de Moritzburg durante el verano de 1909, las composiciones de bañistas desnudas disfrutando en el agua y en la arena de una playa escenifican los deseos del pintor de reintegrar al ser humano a un estado ideal en armonía con su naturaleza interior y con su entorno natural .

A mediados de junio de 1913, al finalizar una breve estancia cerca de Hamburgo en casa de Gustav Schiefer , uno de los principales protectores de los jóvenes de Die Brücke , Erich Heckel y su mujer Sidi emprendieron un viaje en barco por la costa alemana del Báltico. El artista se sintió tan cautivado por el paisaje ondulado de los alrededores de Osterholz , que la pareja decidió quedarse y alquilar una vieja propiedad de un constructor de barcos llamado Peter Hansen . El propio Heckel dejó testimonio de esta primera visita en varias cartas que envió a su protector en esos años, el historiador Walter Kaesbach , a quien hablaba de sus obras «entre las que había algunos dibujos que puede que perduren» .También le escribía exaltadas descripciones del paisaje ondulado y la escarpada costa que le hacía de telón de fondo de sus figuras: «Las formas desnudas, de color amarillo brillante, saltan en el agua azul oscuro, mientras las rocas de tonos azules y negros y las colinas calizas proyectan sombras alargadas sobre la costa» .

Esta acuarela de gran formato, que nos habla de la relevancia concedida por Heckel a esta técnica, también evidencia una significativa transformación de su pintura. En este remoto paraje nórdico la obra del pintor se hizo más melancólica y menos optimista, al tiempo que sus formas se volvieron más geométricas y angulosas.

Paloma Alarcó