Museo Thyssen Bornemisza

Colección Carmen Thyssen-Bornemisza

Autor:

Edvard Munch

Título:
Encuentro en el espacio
Fecha:
1899
Tipo:
Xilografía a tres colores sobre papel
Medidas:
18,5 x 25,5 cm
Úbicacion:
Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en depósito en el Museo Thyssen-Bornemisza
Numero de inventario
Nº INV. (CTB.1973.44)
ficha de la obra

© Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en depósito en el Museo Thyssen-Bornemisza

Más información sobre esta obra

El título Encuentro en el espacio es el que utiliza Gustav Schiefler en su catálogo de la obra gráfica de Munch, compilado en colaboración con el artista. El hecho de que el «encuentro» que pinta Munch sea de naturaleza sexual se pone de manifiesto por la presencia de espermatozoides alrededor de las dos figuras, motivo que también aparece en otras obras gráficas suyas, por ejemplo, en el borde de la versión en litografía de Madonna (1895). Su carácter cósmico queda subrayado no sólo por el título sino también por el denso negro del espacio vacío sobre el que se sitúan las figuras flotantes, femenina y masculina. En otras obras de Munch aparecen formas flotantes similares, por lo general asociadas con algún tipo de enfrentamiento entre los sexos, como por ejemplo en la litografía Amantes en las olas de 1896. Existe igualmente una versión de Encuentro en el espacio, un grabado a punta seca.

La xilografía se ha ejecutado a partir de un solo bloque, cortado en tres partes y entintado por separado: la mujer (en este caso en verde azulado), el hombre (rojo ladrillo) y el fondo (negro). Las líneas que delimitan las formas recortadas son una réplica de las cadenas de espermatozoides blancos que flotan en el vacío y, al mismo tiempo, subrayan el aislamiento de las figuras entre sí. Desde un punto de vista psicológico, su posición es crucial. Como sucede tantas veces en la obra de Munch, la mujer es aquí la fuerza dominante, que se mueve con decisión hacia delante y hacia arriba. En comparación con ella, el macho tiene un aspecto abyecto, abatido, incapaz de actuar. El tema de la lucha de los sexos y la relación entre hombres y mujeres domina también el ciclo de cuadros El friso de la vida, en el que Munch estaba trabajando cuando ejecutó este grabado. Sin embargo, la xilografía está concebida de manera más abstracta y tiene más referencias que los cuadros, que por lo general representan temas más directamente literales o alegóricos.

Como en el caso de otras xilografías, en las que Munch emplea la misma técnica de serrar un solo bloque y entintar las partes por separado (por ejemplo en Cabeza de hombre en el pelo de una mujer o en Mujeres en la playa), el bloque está muy deteriorado. Han saltado algunas astillitas en zonas próximas a los pies de ambas figuras y, en esta impresión, se han rellenado a mano las correspondientes áreas de color. Es posible que la utilización de un papel agrisado muy fino signifique que estemos ante una prueba de autor o una prueba de artista, realizada a mano por el propio Munch. En cualquier caso, de esta xilografía nos ha llegado un número relativamente escaso de estampas.

Peter Vergo