Este trabajo de formación constante marca una diferencia para el voluntariado, ya que se enmarca en una preocupación constante por la calidad de sus visitas, no solo respecto a los contenidos abordados, si no a la manera de relacionarse con los públicos. Cuida además, la propia experiencia de las y los voluntarios participantes, y promueve un enfoque centrado en conceptos como la flexibilidad, la adaptabilidad, el diálogo, el trabajo en equipo, y el aprendizaje constante.

Gracias al trabajo desinteresado, al tiempo dedicado, al entusiasmo por compartir, por aprender y difundir los fondos de las colecciones, cada voluntario y voluntaria, ha sido clave para establecer relaciones entre las obras y los diversos colectivos que hoy asisten asiduamente a las actividades propuestas. En la actualidad, son 25 los voluntarios y voluntarias que conforman un equipo estable, en el que conviven diferentes generaciones, las cuales reciben y dan continuidad a las aportaciones de todas las personas que a lo largo de estos 24 años, han formado parte de él.

Cronología:

  • 1993: Comienzos del equipo gracias a un convenio establecido con IMSERSO para realizar actividades con públicos mayores de 65 años y públicos con diversidad.
  • 1995: Se amplían a las explicaciones de las exposiciones de Contextos
  • 1996: Se amplían a las explicaciones en torno a El cuadro del mes
  • 2011: Formación del voluntariado en aspectos metodológicos impartidos desde el Área de Educación para actualización de la gestión interna del equipo, y ampliar y diversificar la oferta de actividades
  • 2012: Se incluyen también las actividades del voluntariado las explicaciones de las exposiciones de Miradas Cruzadas que tienen lugar en el Balcón

En la actualidad, el voluntariado desarrolla tres programas: