Museo Thyssen-Bornemisza - Inicio

English Version

Compra de entradas

Mitos del Pop

Del 10 de junio al 14 de septiembre de 2014

Entradas a la venta



Autor:
Roy Lichtenstein
Título:
Look Mickey (detalle)
Fecha:
1961
Óleo sobre lienzo
Medidas:
121,9 x 175,3 cm

Ubicacion:
National Gallery of Art, Washington.
Donación de Roy y Dorothy Lichtenstein

Alma-Tadema y la pintura victoriana
en la Colección de Pérez Simón

Del 25 de junio al 12 de octubre de 2014 (prorrogada)



Autor:
Sir Lawrence Alma-Tadema
Título:
Las rosas de Heliogábalo (detalle)
Fecha:
1888
Técnica:
Óleo sobre lienzo
Medidas:
132,7 x 214,4 cm

Ubicacion:
Colección Pérez Simón, México

Colección Thyssen-Bornemisza

Autor:
Bernhard Strigel
Título:
Retrato de un caballero
Fecha:
1528 (?)
Técnica:
Óleo sobre tabla
Medidas:
42,9 x 30,3 cm
Úbicacion:
Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid
Numero de inventario
Nº INV. 379 (1934.26)

Bernhard Strigel destacó también en su faceta como retratista. Fue uno de los pintores que trabajaron con asiduidad para el Emperador Maximiliano I de Habsburgo, por lo que participó en muchos de los grandes proyectos que este emperador acometió. Asimismo también llevo a cabo encargos para la nobleza y las clases altas. Este retrato en concreto, destaca por el realismo con que el artista ejecutó los rasgos fisonómicos del anónimo personaje, que nos dejan entrever cualidades de su carácter como la determinación que refleja su mirada. Strigel utiliza el contraste entre colores para diferenciar entre los distintos planos espaciales, y dotar así de mayor profundidad a la obra. En primer término se sitúa el protagonista, apoyado en un antepecho que apenas se aprecia y vestido sobriamente. Llaman la atención los dos anillos, con las iniciales “MS” y “H”, y el colgante que luce, una alegoría de la Abundancia dónde una figura femenina sujeta un cuerno. En contraste con el negro de la vestimenta del retratado, Strigel coloca tras él una tela de damasco roja, que a su vez resalta el azul del paisaje del fondo. La posición del protagonista, la tela y el paisaje que completan la tabla, nos inducen a pensar que la obra formara pareja con un retrato femenino.

Más información sobre esta obra




Uno de los aspectos más atractivos de Bernhard Strigel es su faceta como retratista. Los servicios del pintor, en este apartado, fueron requeridos no sólo por las clases adineradas y nobles, sino también por la monarquía, siendo notorio el papel que desempeñó en los encargos que Maximiliano I le hizo y en la creación de la imagen oficial del monarca. Entre esas pinturas, de las que se conservan réplicas, destaca por su originalidad el retrato de grupo en el que se representa al emperador, en un momento íntimo y afectuoso, con varios miembros de su familia. Esta tabla, que pertenece al Kunsthistorisches Museum de Viena, fechada en 1515, se encargó al artista con motivo del doble enlace de los nietos del monarca.

Strigel trasladó el esquema desarrollado en sus retratos regios a otras esferas sociales. Es el caso del anónimo personaje de la tabla del Museo Thyssen-Bornemisza, en la que utilizó, como escenario, una tela de damasco encarnado, y un fragmento de paisaje que hacen de fondo, junto a un estrecho antepecho que marca la profundidad espacial. Strigel emplea para su puesta en escena un fuerte contraste cromático que consigue con el rojo del paño, el azul del celaje y la voluminosa mancha negra de las ropas del cliente, y con el que acentúa tres planos destacados de su pintura. El artista también establece un juego de líneas con los trazos del pronunciado perfil del sombrero, inclinado hacia un lado con vigor, las suaves y amplias curvas de las cadenas, que muestra sobre su pecho, y la enérgica recta del escote por donde asoma la camisa.

El modelo, anónimo por el momento, luce una sortija en su dedo índice con un escudo donde se dibuja una pequeña figura y las iniciales «MS» y «H», que no han podido ser descifradas aún. Otra posible clave para su identificación la encontramos en el colgante que luce en el pecho en el que se reproduce la alegoría de la Abundancia: una mujer sosteniendo un cuerno, detalle por el que se ha pensado que fuera un rico comerciante.

Strigel, además de los rasgos fisonómicos, nos transmite información sobre el carácter del cliente, ya que en su mirada se lee la determinación y la disciplina del personaje, y en el gesto de golpear con los dedos el antepecho se refleja el espíritu impaciente e inquieto del modelo.

La pintura, mientras permaneció en la colección Lippmann de Viena, estuvo emparejada con un retrato femenino, actualmente en paradero desconocido, fechado en 1528. Esta fecha que, con interrogación, se ha tomado para la tabla, se inscribe en una fase tardía de la producción de Strigel, que falleció precisamente ese año. La posición del retratado, así como el fondo que sirve de telón, no excluyen la posibilidad de que este caballero tuviera como pareja un retrato femenino. Así, el óleo se ha comparado con una pareja de retratos de la colección Liechtenstein, datada hacia 1520, en la que el matrimonio está representado también con una rica tela de brocado tras la que se abre un paisaje.

Mar Borobia

Productos destacados

Ir a la tienda

Artistas recomendados

Obras recomendadas



© 2009 Museo Thyssen-Bornemisza

Paseo del Prado 8, 28014 Madrid, España

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar el uso que hace de nuestro sitio web y mostrarle publicidad personalizada. Si continúa navegando, consideraremos que consiente su uso. Para más información, consulte nuestra Política de Cookies.