Noemí Iglesias (Langreo, 1987) presenta Summer Boyfriend Wanted, un experimento performativo que tiene lugar en el salón de actos y que aborda los patrones de comportamiento acordados socialmente como románticos y utilizados como herramientas para forzar emociones.