El museo tiene como uno de sus objetivos estratégicos que sus instalaciones y los servicios prestados al público en ellas, sean universalmente accesibles. Adoptando un enfoque dinámico (mantenerse y mejorarse en el tiempo), la accesibilidad está integrada en la gestión de la organización y en la configuración de la oferta de servicios a disposición de todos los visitantes.

El certificado de accesibilidad concedido por AENOR supone un reconocimiento al esfuerzo y compromiso del museo con la accesibilidad universal de sus instalaciones, servicios y actuaciones, así como un estímulo para seguir avanzando en el derecho de las personas con discapacidad a participar en sus actividades.

También te puede interesar...