Maurice Lobre nació en Burdeos el 15 de noviembre de 1862. Se formó en París, donde fue alumno de Jean-Léon Gérôme y de Carolus-Duran en su academia particular. Expuso por primera vez en el Salon de 1882 y participó (junto a Whistler, De Nittis, Carrière o Jacques-Émile Blanche) en las exposiciones anuales que desde aquel año se celebraron en las salas del marchante Georges Petit. Lobre estaba fascinado por la pintura de Manet y Whistler, como su condiscípulo Ramón Casas, a quien retrató y con quien viajaría a Madrid, a comienzos de 1885, para estudiar las obras de los maestros del Prado y especialmente las de Velázquez. En 1887-1888 expuso en la primera exposición de la Société des Trente-Trois, escultores y pintores que se jactaban de independientes, en la galería de Georges Petit, en compañía de artistas como Khnopff y Odilon Redon. En 1888 obtuvo en el Salon una mención honorífica y una bolsa de viaje. Fue medalla de oro en las exposiciones universales de París (1900) y Múnich (1905). En 1908 participaría (en compañía de artistas como Aman Jean, Le Sidaner o Blanche) en la exposición franco-británica del Palais des Beaux-Arts, con el cuadro Fachada del palacio de Versalles. Fue nombrado chevalier de la Légion d'Honneur, luego officier. Murió en París en marzo de 1951.

Pintor de retratos y escenas de género, Lobre destacó sobre todo por su capacidad para recrear la atmósfera de los interiores, y en particular por su abundante producción consagrada a las salas del palacio de Versalles (El vestíbulo, La biblioteca del Rey, El salón de Madame Adelaïde, La habitación del Delfín) y del Petit Trianon (Salón de Marie-Antoinette en el Petit Trianon, La escalera del Petit Trianon). Su cuadro Salón del rey Luis XV fue regalado por el Estado francés al emperador de Rusia. Sus obras figuran en colecciones como las del Musée d'Orsay, los museos de Lyon y Burdeos y el Hermitage.

Guillermo Solana