La emblemática obra de Vittore Carpaccio Joven caballero en un paisaje está siendo restaurada durante el año 2020 a la vista del público en la sala 11 de la colección permanente. Esta intervención busca analizar exhaustivamente las características del lienzo a través de las técnicas más avanzadas disponibles en el laboratorio del museo: la radiografía, la reflectografía infrarroja, el análisis de los materiales empleados por el pintor y una exhaustiva documentación fotográfica. Con esta metodología se examina pormenorizadamente la técnica del artista, la composición de los materiales, su distribución en diferentes capas y las variaciones y rectificaciones llevadas a cabo por Carpaccio durante el proceso de creación de la obra.

El objetivo de esta intervención es recuperar los matices y la gama cromática, que se ha ido deteriorando a causa de la suciedad y la alteración de los barnices, que con el paso del tiempo han hecho que la pintura se vea muy oscura.

La instalación que se ha diseñado para la ocasión permite al público disfrutar en directo del proceso de intervención en la obra, siendo así testigo de uno de los trabajos de los profesionales de museos menos conocidos. Los visitantes pueden contemplar la restauración in situ y en tiempo real, así como comprobar la evolución y el trabajo llevado a cabo para su conservación.