Nadie sabe lo que la pintura es capaz de hacer hasta que ves los cuadros de Tintoretto
Virginia Woolf