El Museo presenta desde el 16 de octubre una selección de doce obras de la colección ABANCA. Con el título Picasso y el cubismo, la muestra reúne un conjunto de cinco piezas del maestro malagueño, además de otras tres de los pintores que, junto a él, formaron el núcleo central del cubismo: Braque, Juan Gris y Léger. La selección se completa con dos pinturas de Metzinger y María Blanchard, también pertenecientes al movimiento francés, un lienzo de Manuel Ángeles Ortiz y una escultura de Julio González.

La exposición abarca un arco cronológico que se extiende desde 1895 hasta 1963. Comienza con una escena popular y una caricatura pintadas por un jovencísimo Picasso en 1895, así como un dibujo realizado en París en 1901 –ciudad a la que el pintor se había traslado ese mismo año para exponer en la Galería Vollard-, continúa con una selección de obras cubistas de las décadas de 1910 a 1930, entre las que destacan Composición cubista con botellas (c.1918) de María Blanchard, Paquete de tabaco y vaso (1922) de Picasso, La uva negra (1923) de Juan Gris o Vaso y uvas (1930) de Braque, para terminar con un lienzo de la serie “El pintor y su modelo” (1963-1965), en la que Picasso reflexiona sobre el proceso creativo en sí mismo.

Creada a partir del interés por conservar y divulgar obras de artistas gallegos, la Colección de Arte ABANCA fue ampliándose con la compra de piezas de ámbito español e internacional. Así, hoy cuenta con 1.348 obras de 239 artistas, entre los que se encuentran figuras del renombre de Picasso, Braque, Léger, Miró, Dalí, Tàpies, Chillida o Barceló, entre otros.