Museo Thyssen-Bornemisza - Inicio

English Version

Compra de entradas

Alma-Tadema y la pintura victoriana
en la Colección de Pérez Simón

Del 25 de junio al 12 de octubre de 2014 (prorrogada)



Autor:
Sir Lawrence Alma-Tadema
Título:
Las rosas de Heliogábalo (detalle)
Fecha:
1888
Técnica:
Óleo sobre lienzo
Medidas:
132,7 x 214,4 cm

Ubicacion:
Colección Pérez Simón, México

Carmen en las colecciones españolas

Del 7 de octubre al 9 de noviembre de 2014

Exposición en colaboración. Acceso gratuito



Autor:
Pablo Picasso
Título:
Ilustración para Le Carmen des Carmen de Prosper Mérimée y Louis Aragon
Fecha:
1964
Ubicacion:
Colección Bancaja, Valencia
© Sucesión Pablo Picasso, VEGAP, Madrid, 2014

Colección Thyssen-Bornemisza

Autor:
Maestro de la Leyenda de santa Úrsula
Título:
La Virgen con el Niño y dos ángeles
Fecha:
c. 1480
Técnica:
Óleo sobre tabla
Medidas:
36,6 x 27 cm
Úbicacion:
Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid
Numero de inventario
Nº INV. 253 (1934.14)

El Maestro de la Leyenda de santa Úrsula recibe su nombre de ocho tablas en las que se representa la leyenda de esta santa, conservadas en el Groeningemuseum de Brujas. Es probable que este artista anónimo residiese un tiempo en Bruselas y que más tarde se trasladara a Brujas, ya que en su estilo hay referencias a Rogier van der Weyden, Hugo van der Goes y también a Hans Memling. En la pintura del museo Thyssen-Bornemisza, el maestro ha tomado como modelo la obra de Van der Weyden San Lucas pintando a la Virgen y al Niño, del Museum of Fine Arts de Boston. La Virgen, sentada sobre un trono arquitectónico, sostiene al Niño, con delicadeza. La composición la cierran dos ángeles, que sostienen el dosel del trono. En este panel destacan varios objetos con un significado simbólico: la manzana nos remite al papel de Cristo Salvador de la humanidad y los pétalos rojos del clavel evocan a la Crucifixión. También destaca el collar de coral que lleva el Niño al cuello, accesorio que aparece en pinturas medievales y al que se consideró un amuleto contra el mal de ojo, además de las propiedades curativas que se atribuían al coral.

NR

Más información sobre esta obra




Este maestro anónimo toma su nombre de ocho tablas con la leyenda de esta santa, conservadas en el Groeningemuseum de Brujas, procedentes de un convento de esa localidad. Las pinturas están fechadas antes de 1489 y corresponden a las alas de un altar. Friedländer estudió la personalidad de este artista anónimo en torno al que agrupó una serie de obras afines a los ocho óleos mencionados y cuyo catálogo se fue enriqueciendo con las aportaciones e investigaciones de los especialistas. Se cree que el Maestro de la Leyenda de santa Úrsula pudo residir durante algún tiempo en Bruselas, y que posteriormente se trasladó a Brujas, ya que en su estilo se detecta un estudio directo de las pinturas de Rogier van der Weyden y de Hugo van der Goes. Sin embargo, estas dos fuentes no son las únicas que se dan cita en su estilo, en el que también se aprecia la huella de Hans Memling. A veces, en los fondos de sus pinturas, representa la ciudad de Brujas, en cuyo celaje se recortan las torres de la urbe. Entre las obras que se le han atribuido se encuentran dos dípticos: uno fechado en 1486, en el Koninklijk Museum voor Schone Kunsten de Amberes, y el otro en el Fogg Museum de Cambridge (Massachusetts); también se le ha adjudicado la autoría del retrato de un donante en el Fine Arts Museum de Filadelfia.

El modelo que el Maestro de la Leyenda de santa Úrsula toma para esta Virgen con el Niño y dos ángeles , se encuentra en la tabla de Van der Weyden del Fine Art Museum de Boston con San Lucas pintando a la Virgen y al Niño. El artista interpreta un tema en el que ha colocado a María frontalmente con el Niño, que sostiene, por respeto, con un fino lienzo. Sentada en un trono arquitectónico, cuyo respaldo semicircular ocupa la anchura material del soporte, tiene como fondo un estrecho pero rico paño de honor, trabajado con motivos vegetales y geométricos. La representación se completa con dos ángeles que sostienen las telas del dosel del trono y con los que el pintor cierra su diseño. En la composición se subrayan dos objetos que aluden al papel que Cristo tendrá que afrontar como Redentor: la manzana que Él mismo sostiene y que indica que asume su doloroso futuro y el clavel que le ofrece el ángel. La manzana es un recuerdo del pecado original y se refiere a su papel como Salvador de la humanidad, a la que liberará con su muerte. En cuanto al clavel, sus pétalos evocan los clavos de la crucifixión, siendo, por tanto, una referencia a la futura Pasión, hecho al que también se vincula su color rojo. Jesús lleva en su cuello un collar de coral con cuyas cuentas juguetea captando así la atención del espectador. Este accesorio, que aparece en pinturas medievales y que estaba realizado con un material al que se atribuían propiedades curativas, era un amuleto contra el mal de ojo.

El esquema de esta tabla, pero con ligeras variantes, lo utilizó el artista en obras como el díptico del Musée Royal des Beaux-Arts de Amberes o la pintura del County Museum de Los Ángeles. El óleo procede de la colección del príncipe Hohenzollern-Sigmaringen.

Mar Borobia

Productos destacados

Ir a la tienda

Artistas recomendados

Obras recomendadas



© 2009 Museo Thyssen-Bornemisza

Paseo del Prado 8, 28014 Madrid, España

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar el uso que hace de nuestro sitio web y mostrarle publicidad personalizada. Si continúa navegando, consideraremos que consiente su uso. Para más información, consulte nuestra Política de Cookies.