Hijo de un cervecero, Jan Havicksz. Steen estudió en la Escuela Latina y en la Universidad de Leide, donde tan sólo permaneció un año, en 1646. Se formó como pintor posiblemente en los talleres de Nicolaus Knüpfer y de Adriaen van Ostade, y en 1648 ingresó en el gremio de pintores de Leide. En 1649 contrajo matrimonio en La Haya con Margriet van Goyen, hija del pintor Jan van Goyen, al que en ocasiones también se ha considerado como maestro suyo. Steen trabajó como pintor de escenas campesinas de género en La Haya hasta 1654, época en la que pintó su Boda campesina (1653) de acentuado carácter narrativo. En 1654, acuciado por la crisis del mercado artístico debido a la guerra con Inglaterra, pasó a regentar durante varios años una cervecería, alquilada junto a su padre en Delft. Hacia 1658 se trasladó a Warmond, cerca de Leide, donde volvió a dedicarse íntegramente a la pintura. Las obras de ese período, poseen un acabado minucioso y el frecuente empleo de complejas construcciones espaciales. Entre ellas destaca Los jugadores de cartas, pintada hacia 1660. Durante la década de los sesenta, Steen se estableció en Haarlem donde realizó sus escenas de género más populares, animadas por la fuerte caracterización de abundantes personajes ?entrelazados en complejas redes de gestos y miradas? y dotadas de una concepción escenográfica del espacio. Entre los diversos temas abordados en sus obras ?todos ellos con un fuerte afán moralizador? destacan las escenas de vida familiar, las intrigas amorosas, y los ciclos dedicados a criticar los vicios de la bebida, la lujuria y la codicia. Entre ellas cabe citar La pareja de baile (1663) y Mientras el viejo canta, el joven fuma (c. 1663-1665). A fines de los años sesenta también realizó escenas religiosas y mitológicas ?como Sansón y Dalila (1668) y Las bodas de Tobías y Sara (1667-1668)? y algún que otro retrato. Tras la muerte de su esposa en 1669 y la de su padre al año siguiente ?que trajo consigo la herencia de una casa en Leide?, Steen se trasladó a su ciudad natal en 1670. Pese a su prestigio como pintor, Steen volvió a sufrir la dura crisis del mercado artístico provocada por la tercera guerra contra Inglaterra; hecho que le impulsó a abrir una taberna en 1672. En 1673 tomó en segundas nupcias a Maria van Egmond. Sus obras tardías poseen un colorido más brillante y una pincelada más nerviosa que sus precedentes, tal como se aprecia en La fiesta campestre (1677). Steen murió en Leide a comienzos de 1679, a los cincuenta y tres años de edad. Juan Á. López-Manzanares