En este proyecto se muestran los resultados obtenidos en el laboratorio del museo a través de las diferentes técnicas de estudio como la radiografía (Rx), fotografía infrarroja (reflectografía-IR) y el análisis de materiales mediante la toma de micromuestras.

Este proceso ha sido fundamental para la identificación de la técnica y de la composición de los materiales pictóricos, así como en la distribución de estos en los diferentes estratos de la obra.

La restauración de La muerte de Jacinto ha estado centrada fundamentalmente en la compleja eliminación de capas sucesivas de barnices alterados y suciedad acumulados con el paso del tiempo. Su limpieza ha devuelto la unidad estética, la riqueza de la pintura original, con unos colores vibrantes llenos de matices.

El cuadro se ha expuesto en la sala 17 del museo, del 23 de junio al 14 enero de 2017, junto a radiografías y fotografías de infrarrojos, que muestran los trabajos realizados; junto al material técnico, se exponen además, de dos dibujos de Tiepolo, prestados por la Staatsgalerie de Stuttgart, en un montaje a cargo de los departamentos de Restauración y Pintura Antigua.

Con la colaboración de:

 

Miniatura
Miniatura
Miniatura