Los invitados de su empresa podrán contemplar las obras de arte mientras el museo está abierto o en la intimidad, cuando ya ha cerrado sus puertas al público. Guiados por expertos, se adentrarán en una de las colecciones de arte occidental más importantes del mundo o podrán disfrutar de las exposiciones temporales en privado. 

 

También te puede interesar...