El departamento de Restauración del museo ha trabajado en uno de los cuadros más importantes y fascinantes de la colección, y quizá su mayor icono gay, “La muerte de Jacinto” de Giovanni Battista Tiepolo, pintado hace más de 260 años, en 1752, por encargo del barón alemán Wilhelm Friedrich Schaumburg-Lippe en homenaje a su amante, un músico español con el que vivió en Venecia durante una temporada hasta la muerte de este en 1751.

Tras su limpieza, estudio técnico y restauración, el cuadro se expone en la sala 17, del 23 de junio al 17 de diciembre, junto a radiografías y fotografías de infrarrojos, que muestran todos los trabajos realizados, descubrimientos y detalles, además de dos dibujos de Tiepolo, prestados por la Staatsgalerie de Stuttgart, en un montaje a cargo de los departamentos de Restauración y Pintura Antigua.

Autoria: Museo Thyssen-Bornemisza

Fecha de publicación: 23 de junio de 2017

Idioma: Español