Miniatura

LOEWE comienza como una asociación de artesanos de la piel en el centro de Madrid en 1846. El empresario alemán Enrique Loewe Roessberg consolidó el taller con su nombre en 1872, dando lugar a una de las primeras casas de lujo del mundo.

A lo largo del siglo XX la empresa se expande nacional e internacionalmente, apostando por la modernidad en su imagen y productos, reconocidos por su excelencia en material y técnica. En la década de los 70 Loewe se adentra en el universo de la perfumería de lujo con su primera creación olfativa L de Loewe. Desde entonces, su savoir-faire se pone de manifiesto en todas y cada una de sus creaciones perfumísticas. Solo Loewe o Aura Loewe.

La casa fue adquirida por el grupo líder del lujo LVMH en 1996.