Desde los primeros daguerrotipos de finales de la década de 1830 y, sobre todo, tras el descubrimiento en años posteriores de las técnicas de impresión fotográfica en papel, la relación de la fotografía y la pintura fue muy estrecha. El papel primordial que ha adquirido hoy la fotografía en el panorama del arte contemporáneo ha hecho resurgir el interés de la historiografía artística por el impacto que su invención provocó en las artes plásticas.

La exposición Los impresionistas y la fotografía que el museo presenta en 2019, gracias al apoyo de JTI, y con la colaboración de la Comunidad de Madrid, se suma a esta línea historiográfica, planteando una reflexión crítica sobre las afinidades e influencias mutuas entre fotografía y pintura, sin olvidar la fructífera polémica entre críticos y artistas que su aparición desencadenó en Francia durante la segunda mitad del siglo XIX.

Con el mecenazgo de:

JTI

Colabora:

Comunidad de Madrid

Colaborador tecnológico:

Samsung the Frame

Otros proyectos