Ventanas 3

Febrero 2011

Publicación online sobre la investigación de las obras de las Colección

Piazza Navona, Roma. Caspar Adriaansz. van (VANVITELLI) Wittel
Caspar Adriaansz. van (VANVITELLI) Wittel

Gaspar van Wittel, La Piazza Navona: estampas, escenas y personajes en un día de mercado

Mar Borobia

Uno de los grandes atractivos de las colecciones de pintura antigua del Museo lo constituye un conjunto de óleos con vistas urbanas que reproducen escenarios más que reconocibles de ciudades como Florencia, Padua o Venecia. El género, conocido como vedute, vivió en el siglo XVIII un momento único, de gran esplendor, de la mano de artistas como Giovanni Paolo Panini (Piacenza, 1691-Roma, 1765), Canaletto (Venecia, 1697-1768), Francesco Guardi (Venecia, 1712-1793), Giuseppe Zocchi (Fiesole(?)1716/1717-Florencia 1767) o Bernardo Bellotto (Venecia, 1721-Varsovia, 1780), pintores todos ellos con representación en las salas.

Páginas 3 — 11

Composición. Iván  Kliun
Iván Kliun

Composición de Iván Kliun. Una pintura revolucionaria

Marta Ruiz del Árbol

 

Cualquiera que se interese por el gran renacimiento artístico que tuvo lugar en Rusia a comienzos del siglo pasado se topará en más de una ocasión con Iván Kliun. Su nombre aparece asociado a gran número de los movimientos artísticos que tuvieron lugar en la convulsa Rusia de comienzos de siglo. Realismo, impresionismo, simbolismo, cubofuturismo, suprematismo o purismo se sucedieron en su trayectoria como un espejo del devenir del arte ruso a comienzos del siglo XX.

Páginas 12 — 16

Prisión. Tatiana Glebova
Tatiana Glebova

Una nueva atribución para Prisión. Tatiana Glebova y las prácticas de los Maestros del Arte Analítico

Clara Marcellán

 

En 1925, la joven Tatiana Glebova aspiraba a ingresar en la Academia de Bellas Artes del Leningrado revolucionario. La curiosidad la llevó hasta el taller de Pável Filónov, donde se sumó a uno de los últimos experimentos de las vanguardias rusas: el grupo MAI (Maestros del Arte Analítico). Juntos realizaron proyectos colosales que las políticas estalinistas de los años treinta condenaron al olvido y en algunos casos a la desaparición. Las campañas contra las vanguardias tuvieron tal eficacia que el público ruso llegó a desconocer su existencia.

Páginas 17 — 21