Ventanas 6

Diciembre 2014

Publicación online sobre la investigación de las obras de las Colección

Adán y Eva. Hans Baldung grien
Hans Baldung grien

Lo macabro en la obra de Hans Baldung Grien

Mariela Bargueño

Las obras de Baldung se enmarcan dentro del estilo expresionista en la Alemania de comienzos del siglo XVI. Son obras de gran impacto psicológico, de estilo impetuoso, y en ocasiones intencionalmente informal y descarado.

Páginas 3 — 6

ROUSSEAU THÉODORE. La choza de los carboneros en el Bosque de Fontainebleau
Rousseau, Théodore

Rousseau y Fontainebleau, más allá de los pinceles

Águeda B. Esteban Gallego

 

En esta obra Rousseau nos muestra una pequeña cabaña rodeada de árboles junto a un sotillo. Representa la calma tras la tormenta, que deja su huella en forma de charco en primer plano.Sensier, amigo y biógrafo del artista, describe sus obras y narra cómo Rousseau pinta sobre una preparación gris en la que dispone una gran masa de árboles a base de pintura esparcida con espátula dando pequeños y casi imperceptibles toques.

Páginas 7 — 10

Rue Saint-Honoré por la tarde. Efecto de lluvia. Camille Pissarro
Camille Pissarro

Camille Pissarro: Rue Saint-Honoré por la tarde. Efecto de lluvia, 1897

Paula Luengo

 

Pissarro fue el único artista impresionista que representó sistemáticamente el paisaje rural francés. A lo largo de su extensa carrera pintó los pueblos en los que residió, entre otros Louveciennes, Pontoise y Éragny, campos y pequeños huertos, hasta el punto de que sus detractores le llamaban el pintor de coles (le peintre de choux). Sin embargo, en la última década de su vida, entre 1893 y 1903, su actividad se centró en el paisaje urbano, realizando más de trescientos lienzos de París, Ruán, Dieppe o El Havre.

Páginas 11 — 14

Una abuela. George Bellows
George Bellows

Nuevas fuentes para el estudio de Una abuela

Clara Marcellán

 

Una abuela, de George Wesley Bellows, es una de esas pinturas estadounidenses que en Europa son una rareza y que han llegado hasta nosotros gracias al interés del barón Thyssen por el arte norteamericano de los siglos XIX y XX. Este interés lo diferencia de otros coleccionistas contemporáneos, y hace de la colección del Museo un reducto excepcional a este lado del Atlántico. Pero, ¿por qué hablar de George Bellows ahora?

Páginas 15 — 18