Ventanas 7

Mayo 2016

Publicación online sobre la investigación de las obras de las Colección

Puesta de sol en Yosemite. Albert Bierstadt
Albert Bierstadt

Una excepción en el coleccionismo europeo. El barón Thyssen-Bornemisza y la pintura norteamericana del XIX

Marta Ruiz del Árbol

Cuando nos encontramos, como es nuestro caso, ante un museo cuyo origen fue una colección privada, la figura del coleccionista, de aquel que unió para siempre todas las obras de arte que nos rodean, se vuelve fundamental. ¿Qué le impulsó a decantarse por una determinada pintura? ¿Qué le hizo interesarse por un artista, un movimiento o una época y obviar otros?

Páginas 2 — 6

DUFY RAOUL. El mercado de pescado, Marsella
Dufy, Raoul

La nueva mecánica de la pintura” Acerca de dos obras de Raoul Dufy en la Colección Carmen Thyssen-Bornemisza de Giambattista Tiepolo.

Juan Ángel López-Manzanares

En los últimos años, y como fruto del interés creciente por la figura de Raoul Dufy, se ha ampliado considerablemente el conocimiento de su obra. No obstante, aún quedan algunos aspectos de su fecunda y variada producción artística que esperan un estudio sistemático. Tal es el caso del período que abarca los años 1903-1907, al que pertenecen dos de las obras más importantes del autor normando en la Colección Carmen Thyssen: El mercado de pescado, Marsella (Le Marché aux poissons à Marseille) y La pequeña palmera (Le Petit palmier).

Páginas 7 — 14

Hombre sentado. Paul Cézanne
Paul Cézanne

Cézanne: Retrato de un campesino, 1905-1906

Paula Luengo

Retrato de un campesino fue pintado por Cézanne al final de su vida, entre 1905 y 1906. El hombre, en el centro de la composición, está sentado en una silla delante del murete del jardín del estudio del artista en Les Lauves, con las piernas cruzadas, la mano derecha en el regazo y la izquierda apoyada en un bastón. Lleva en el brazo izquierdo una tela blanca, en la cabeza un sombrero de paja, un canotier, para protegerse del sol de la Provenza y viste de azul, con las prendas habituales de los campesinos de la región. Lo más llamativo es que a pesar de que el cuadro se encuentra en un avanzado estado de ejecución, la cara está inacabada, lo que nos impide reconocer al retratado. El análisis de esta intrigante figura sin rostro definido es el objeto de este artículo.

Páginas 15 — 19

Venecia era toda de oro. Lucio Fontana
Lucio Fontana

Lucio Fontana, entre Venecia y Milán: Concepto espacial, Venecia era toda de oro

Carolina Olmedo

En 1961, año de su creación, Concepto espacial, Venecia era toda de oro fue protagonista de dos de las más importantes exposiciones en la carrera del artista argentino de origen italiano Lucio Fontana (1899-1968). Desde su rol de “cabecera” de las muestras celebradas en Venecia y Nueva York, ambas importantes capitales culturales del periodo de posguerra, esta pieza da cuenta de la complejidad tanto técnica como intelectual alcanzada en la obra madura de Fontana, que por esos años afianzaba su prestigio internacional ante la crítica y sus colegas artistas.

Páginas 20 — 27

El tío Paquete. Francisco de Goya
Francisco de Goya

El tío Paquete: el sentido goyesco del esperpento

Maïté Metz

El cuadro, pintado hacia la década de 1820, se puede considerar próximo a las Pinturas negras del Museo del Prado, características del último estilo del artista. Y lo mismo que este ciclo puede producir una sensación extraña, El tío Paquete perturba inevitablemente al espectador, le molesta a la vez que le fascina. Interpela, y según las circunstancias y las personas provoca atracción o repulsión, pero no deja indiferente.

Páginas 28 — 38